RECICLAJE Y RESTAURACION DE MUEBLES, PINTURA DECORATIVA EN MADERA, DETALLES ORIGINALES Y MUCHO MÁS.

miércoles, 12 de abril de 2017

Bandeja pascual campestre

Cuando leáis esta entrada llevaré ya unos días disfrutando de la Semana Santa de mi ciudad, Sevilla, que es una de las más bonitas del mundo. Pero en esta semana coinciden varios retos promovidos por blogueras a las que admiro mucho y  en los que no quiero dejar de participar con este trabajo que os muestro a continuación:
Se trata de una bandeja que he fabricado con un panel y un listón de madera.
El panel está cortado a 31 cm x 20 cm.
Los listones largos están cortados a 29,5 cm x 4 cm  y los cortos 20 cm x 4 cm.
En total la bandeja  mide 31 cm x 20 cm x 4 cm.
Una vez cortados los listones y el panel los encolo entre si y los fijo con pequeñas puntillas en los laterales para darle más resistencia.
Pinto directamente con pintura acrilica de color blanco puro y cuando seca lijo con profusión para desgastar las zonas de roce. Después realizo el decoupage en el fondo de la bandeja y la proteja con con manos de barniz acrílico mate. Fijaos que papel tan ideal me regaló mi querida amiga María José.
 
Para rematar le colocó unos tiradores torneados color bronce.
Siempre me llamo la atención el hecho de utilizar huevos y conejos  para decorar en Pascua propio de culturas anglosajonas aunque está cada vez más extendido. Todo tiene su significado pues el huevo se asocia con el renacer y la Resurrección y el conejo con la fertilidad por su facilidad para la procreación. Si a esto unimos que la Pascua coincide con la primavera, la estación más fértil del año, se convierten en los grandes símbolos de estas fechas. 
Cómo muchos sabéis en Sevilla no tenemos esta costumbre y nuestros símbolos son el azahar, las cofradías, el incienso, las torrijas y las mantillas. ;))
   
Me sobró un trocito de papel que no iba a tirar ni loca y que he aprovechado para hacer decoupage sobre cristal. Acompañado de una puntilla y un poco de cáñamo convierten un bote de conserva en un jarroncito para lucir el azahar que inunda nuestra ciudad estos dias.
En el pequeño marco, una foto de 1947 mi padre con dos años vestido de nazareno para hacer Estación de Penitencia en una de las dos Hermandades en las que aún hoy, con 72 años sigue procesionando.
Con esta bandeja participo en el Reto Mensual Blogueras en las que María Esther del blog Flor de diys, ganadora de la edición anterior, nos propone realizar un trabajo con el tema «Vida campestre».
Y por supuesto no quiero faltar a la cita de Anna Llansa y su Aprendiendo de todo un poco donde las creativas chicas de Decosur, María y María Inés nos retan con el tema  «Decoración de Pascua».
También me la llevo al Finde Frugal 168 de Marcela Cavaglieri dónde seguro disfrutaremos hoy de muchas ideas con este mismo tema.

 
Y al Reto Handmade del blog Little Kimono, donde Jen nos invita a enlazar nuestra entrada sobre tema «Pascua» .
 Si  te gusta lo que ves  y si quieres más información contacta conmigo en alromasar@gmail.com o a través del formulario de contacto que tienes en el margen derecho.
Muchas gracias por dedicar unos minutos de tu tiempo a pasar por mi blog y dejarme un comentario.

sábado, 1 de abril de 2017

Restauración de vitrina inglesa (parte II).

Llevo restaurando y pintando muebles para otras personas desde 2005: primero dedicada a la docencia de esta disciplina y después a nivel particular, pero curiosamente y quitando alguna pequeña pieza auxiliar como este especiero, este estante de forja y esta estantería para una de mis hijas, no tenía ningún mueble pintado en mi casa. Hasta ahora, pues la pintura ha sido la terminación elegida para esta vitrina de herencia.

Os muestro el "antes y después" y a continuación os explico con detalle el proceso de terminación.
Si antes de seguir quieres ver como la he restaurado y consolidado a nivel estructural sólo tienes que pinchar  aquí:
Para pintar la he fabricado un color con pinturas a la tiza de Annie Sloan en colores  Florence y Pure White mezclados en proporción 1/3. El resultado es como veis el único color del mundo del que no me voy a cansar nunca, es decir, mi color favorito desde que tengo uso de razón: un suave turquesa que tira más a verde que a azul.

Primero he lijado todo el mueble pues el barniz estaba en mal estado, desprendido y arañado en diferentes zonas. Además así se consigue una mejor superficie de agarre para la pintura que aplicado directamente. Le he dado dos manos de pintura muy estirada y aplicada con rodillo de espuma para un acabado muy extraliso.
Después he desgastado con lija en las zonas de roce y las molduras del copete superior, pero sin insistir mucho porque quiero que el tiempo y el uso hagan su trabajo. Para darle mas dureza a la pintura y envejecer el color le he aplicado dos manos de cera para muebles: la primera incolora y la segunda la misma cera teñida con unas gotas de betún de judea. Después he lustrado tras cada aplicación con un paño de algodón que no suelte pelusa. Aquí podéis ver en detalle algunos de estos desgastes y elefecto envejecido que le aporta la pátina:
 
La parte interior de la vitrina la he pintado con una mano de selladora y después una mano de acrílico en color blanco puro y tentada estuve de dejarla así pero en realidad era un color que no tenía sentido pues no se repetía en ningún otro lugar de la vitrina.
 
Encontré este tirador de bronce que le va estupendamente. Tiene unas formas orgánicas que me conquistaron desde que lo vi y supe que iría en la tapa abatible.
Finalmente he forrado el interior con un papel italiano realmente espectacular. Tiene el fondo dorado y lleva unos hexágonos con motivos florales con toques de color del mismo turquesa que la vitrina enmarcados por lineas en color caoba que además recuerdan a los dibujos de los listones que sujetan los cristales de las puertas. Fijaos lo bonito que es:
Es de la marca italiana Kartos y son papeles impresos en hojas de máxima calidad  con técnicas especiales  inspirados en los diseños tradicionales  del Renacimiento. El conjunto ha adquirido un aire florentino que me gusta mucho.
Como veis los frentes de los cajones, la zona del interior del secreter y escritorio la he conservado en caoba como testigo de la vida anterior del mueble.
 
Aquí detalle de los borriquetes que sustentan la tapa abatible del escritorio y del nuevo bocallave entre los cajones pequeños.
Esta joya de familia se ha convertido en mi pequeño mueble craft: aqui guardo las acuarelas, pinceles, lapices y rotuladores, sellos, papeles y material de scrap, art journals, puntillas....y todas aquellos materiales que me permiten hacer trabajos "limpios" que son los que hago en casa, pues las lijas, pinturas, maderas y  demás están abajo en el taller.
En la llave de la vitrina le he puesto un borlón y una de mis queridas líbelulas. 
Estoy muy contenta con el resultado pues creo que es un mueble que me define bastante bien. ;)
Me voy con ella al Finde Frugal 166 de Marcela Cavaglieri.
Participo también en el Viernes Handmade que organiza Jen de Little Kimono.

Antes de marcharme hoy quiero animaros a participar en una iniciativa fabulosa con la que podemos ayudar a recaudar fondos para  los enfermos de Lupus Eritematoso Sistémico enviando algún trabajo que contenga mariposas para colaborar con la Asociacion ADELES BIZKAIA.
 
Mi admirada Helena nos lo cuenta todo en su blog: puedes conocer toda la información pinchando aqui
Estos son los trabajos con los yo colaboro: un servilletero y una tablilla colgador.
Si  te gusta lo que ves  y si quieres más información contacta conmigo en alromasar@gmail.com o a través del formulario de contacto que tienes en el margen derecho.
Muchas gracias por dedicar unos minutos de tu tiempo a pasar por mi blog y dejarme un comentario.

jueves, 23 de marzo de 2017

Restauración de vitrina inglesa (parte I).

Los dias previos a la Nochebuena de 2015 llegó a mi casa esta vitrina de estilo inglés en madera de caoba. Es de herencia y hasta entonces habia estado en casa de mis padres dónde se  empleaba como mueble archivador. Siempre estuve enamorada de este mueble y, ahora que por fin tengo sitio, mi mami me lo ha regalado para convertirlo en mi pequeño estudio en casa. Cuando llegó necesitaba de una buena restauración que he ido haciendo a lo largo de estos meses: casi año y medio de trabajo en el que le he dedicado los pocos ratos libres que me quedan, pero que he saboreado hasta llegar al resultado final.
La ficha técnica del mismo es:
Vitrina desmontable datada a mediados del siglo XX, realizada en madera de caoba con zonas chapadas en caoba con corazón de haya y nogal. Ofrece dos puertas de cristal y dos estantes en el cuerpo superior y base con cuatro cajones y tapa abatible que oculta escritorio con secreter.
Sus medidas son: 2,10 m de alto hasta el copete x 88 cm de ancho x 46 cm de fondo.
Ha sido un mueble bastante castigado por el uso y necesitaba reparaciones estructurales a diferentes niveles:
- Cajones desfondados. 
- Perdida de guias de cajones.
- Desprendimiento de chapa.
- Retirada de cerradura y cubrición del hueco.
- Sustitución de bocallave por tirador.
- Barniz en mal estado, desprendido y arañado en diferentes zonas.
Lo primero que he hecho es limpiarlo con agua jabonosa para desengrasarlo y aplicarle un tratamiento preventivo con Xylamon por impregnación en la trasera, bajos, cajones e interior.  Las partes nobles y el frente de los cajones son de caoba, madera a la que no afecta los xilófagos pero las traseras, estantes y fondos de cajones son de pino, nogal y haya. No trae bichitos pero siempre que intervengo un mueble hago este proceso que más vale prevenir que lamentar. La desinsectación preventiva en este caso la he realizado combinando insecticida con envoltorio plástico al vacío (=anoxia).
A continuación he llevado a acabo el proceso de reparación estructural.
He reconstruido las guias de los cajones que se encontraban rotas empleando listones de madera de pino. También he reforzado los fondos de los cajones que se encontraban desfondados encolándolos y reparando en su caso las grietas que presentaban.
He reintegrado las chapas perdidas empleando chapa de caoba y realizando las reintegraciones en cuña y cortadas a bisturí para disimularlas mejor. Las pego con cola de carpintero y las sujeto con gatos o sargentos hasta que seca la cola.
La tapa del secreter tenia una cerradura inservible, rota y sin llave así que la he retirado y he tapado el hueco con un "filete" de madera.
La parte de la cerradura propiamente dicha la he cubierto con un trozo de madera cortado de un palo de fregona de madera ya inservible: como veis su forma redonda se adapta a la perfeccion al hueco. Después remato con pasta de madera y lijo para igualar.

A continuación lo he lijado todo para preparar la superficie de cara a la terminación,  lo he vuelto a impregnar con Xylamon y lo he envuelto en film otro mes. Aqui teneis diferentes imagenes del proceso de lijado.
Para no hacer muy larga esta entrada,  en el próximo post os cuento como lo he terminado.;)

Con esta entrada participo en el Finde Frugal 165 de Marcela Cavaglieri, donde cada fin de semana las participante os mostramos algo lindo reciclado, renovado o inventado.
 
También comparto esta entrada con Jen de Little Kimono y todas las amigas que se acerquen al Viernes Handmade.

Aprovecho tambien para agradecer a Cecilia del encantador blog El mundo de Cecilia su nominación al Liebster Awards. Siempre es una alegría que un blog amigo tenga este detalle. Ya sabéis que no sigo estás cadenas por falta de tiempo pero no quería dejar de agradecerle su generosidad.
Si  te gusta lo que ves  y si quieres más información contacta conmigo en alromasar@gmail.com o a través del formulario de contacto que tienes en el margen derecho.
Muchas gracias por dedicar unos minutos de tu tiempo a pasar por mi blog y dejarme un comentario.