RECICLAJE Y RESTAURACION DE MUEBLES, PINTURA DECORATIVA EN MADERA, DETALLES ORIGINALES Y MUCHO MÁS.

martes, 27 de agosto de 2013

Trabajos mes de agosto 2013

Estos son algunos trabajos que he realizado en el mes de agosto aprovechando las vacaciones (lo se son vacaciones, pero si se trata de pintar no puedo estarme quieta). La mayoría son cosas que tenía pendientes de hacer para mi familia y para mí, que ya se sabe que en casa del herrero cucharón de palo. Además antes de bajar a la playa, las largas tardes de agosto dan mucho de sí.
Esta caja llevaba meses a medio pintar pues entre una cosa y otra nunca tenía un ratito para ella. Está pintada en acrílico Bruguer Carrara en el exterior y acrílico morado de Pebeo en tono nº 25 Amethyst en el interior. Ya tenía pintado un lirio desde marzo cuando pinté una caja de pañuelos con el mismo motivo (la foto de perfil de Alromasar) pero ahora la he completado con la libélula, los juncos y el camaleón. Como es para mí le he pintado elementos que me resultan significativos y que me encantan. Así los lirios simbolizan  la  espiritualidad y la sensualidad, la libélula simboliza  la fragilidad y el espíritu de libertad y el camaleón la capacidad de adaptación al medio. Todo ello realizado al óleo a mano alzada.  La iba a desgastar buscando un sutil decapado y a envejecerla con betún de judea, pero me gustó tanto el resultado que decidí dejarla tal cual. Esta caja me ha reconciliado con los pinceles y con el óleo pues hacía tiempo que no disfrutaba tanto pintando.


 

Tenía en casa un pequeño perchero de madera que compré en un mercadillo de lo viejo por 0,50 €  (muy famoso en Sevilla que se llama  El Jueves)  y que no había arreglado todavía. Según mi amorcito "en la basura los hay mejores" pero este es de pino macizo y tenía las molduras marcadas y el tamaño justo para lo que quería hacer. Por otro lado cada vez que iba a coger un collar de la caja en la que los guardo se me liaban todos los demás o siempre acababa poniéndome sólo los que estaban más arriba, así que aprovechando los últimos días de vacaciones me decidí a transformarlo en un portacollares. Y estoy contentísima de haberlo hecho porque no sólo ha quedado monísimo sino que además es muy práctico. Le di un buen limpiado, un buen lijado, y lo pinté con colores acrílico: el centro en  azul turquesa oscuro y después las líneas de las molduras en naranja, verde, rojo y amarillo, alternando un color frío con uno cálido y evocando a los muebles mejicanos decorados con colores estridentes (mi amiga MJ publicó un post en su blog de decoración de interiores sobre el estilo decorativo mejicano que me ha resultado inspirador al máximo). En el centro le pegué el resto de un anillo que me trajo mi hermana hace años de Portugal y que se me había roto y le di algunos toques en rosa fucsia. Luego limpié los colgadores metálicos y me puse a colgar collares como una loca. Estas son imágenes del antes y el después de todo el proceso y del portacollares ya colocado en su sitio con mis collares listos para ser usados. 
 
 
 
Para el cumpleaños de Gregorio hice esta tarjeta de felicitación empleando cartulina, un trozo de una bolsa de papel craft de Panama Jack que modifiqué y algunas imágenes de las cosas que le gustan: las espadas, los animales, la naturaleza y todo lo relacionado con la Edad Media. Le hice un bolsillo interior para contener una  tag con una check list y una minilibreta de notas cosida a mano y la completé con un poco de cinta de sisal o esparto para cerrarla. A Gregorio le encantó.
 
Este sujetapuertas con mosaico que representa una lagartija está hecho con piedras erosionadas por el mar recogidas de la playa del Palmar (Cádiz), nuestro paraíso. Las patitas son ramas muy finas de olivo. Unas manos de tapaporos nitrocelulósico le dan ese aspecto pulido al mismo tiempo que se sella la porosidad de la piedra. ¡¡Pesa  casi 2,5 kg!! así que muy fuerte tiene que ser la ventolera que me cierre la puerta. 
 
Y he acabado el tríptico que forman los oleos del Faro de Trafalgar, la playa y Torre Nueva que estaban ya colgados en el salón de casa, pero sin terminar. ¡¡Ya solo les falta el marco!!.
 Si te gusta lo que ves y quieres más información contacta conmigo en alromasar@gmail.com.