RECICLAJE Y RESTAURACION DE MUEBLES, PINTURA DECORATIVA EN MADERA, DETALLES ORIGINALES Y MUCHO MÁS.

jueves, 20 de octubre de 2016

Tapizado de las sillas de Maria José

María José tenía un problemas con estas seis sillas de comedor de Ikea: estaban tapizadas con una funda de algodón de color blanco y  este verano habían sufrido bastante en su casa de campo: al utilizarse lo mismo en el interior que en el exterior la tela había amarilleado y se había estropeado tanto que ni los lavados a alta temperatura con blanqueadores le devolvian su color natural. 
Por eso se puso en contacto conmigo para pedirme que se las tapizara en un tejido más resistente al trote que llevan y que fueran fáciles de limpiar. Tenía las ideas tan claras que cuando hablamos ya había adquirido hasta  la tela, asi que inmediatamente me puse manos a la obra. Eligió un polipìel en un alegre color naranja.
Como las sillas de abedul se encontraban en perfecto estado a nivel estructural sólo desmonté los asientos y me los llevé al taller. Lo primero que he hecho es eliminar la tela vieja que me ha servido como guia para hacer el patrón del nuevo tapizado.
Aunque es polipiel la he mojado antes de  cortarla pues puede dar un poco de si y después quedar muy floja con el uso. Al mojarla se ablanda y  se expande y al secarse se aprieta. Si trabajamos con el tejido húmedo al secarse quedara un tapizado totalmente tenso y sin arrugas.
Con la grapadora he fijado el tejido de polipiel primero en el centro de  los cuatro lados a modo de cruceta y después remetiendo las esquinas con un pequeño pliegue para que se mantuviera tensa y el acabado fuera curioso.
Así se ven por detras y por delante una vez tapizadas. Ya sabéis que el engrapado de la trasera se cubre con una tela de algodón o lino.
 
Finalmente se han montado atornillándolas de nuevo a los asientos.
María José ha tenido la delicadeza de enviarme una sesión fotográfica donde podeís ver el conjunto completo en el comedor de su casa de campo al suave sol de la tarde. Ya están preparadas para ser disfrutadas en comidas y largas sobremesas al calor de la chimenea esta temporada de otoño-invierno.
 
 
 
Comparto este trabajo tan sencillo y frugal con Marcela Cavaglieri y las chicas del Finde Frugal 147.
Si te gusta lo que ves  y si quieres más información contacta conmigo en alromasar@gmail.com.
Muchas gracias por dedicar unos minutos de tu tiempo a pasar por mi blog y dejarme un comentario.

jueves, 13 de octubre de 2016

Trabajos para la boda de Fran y Débora

Piedad se puso en contacto conmigo a principios del mes de julio para  encargarme una serie de trabajos la para la boda de su sobrina Débora: una caja decorada, un cartel de bienvenida y un mesero para la mesa principal. La boda se ha celebrado este fin de semana pasado así que por fin puedo mostraros estos trabajos.
Lo primero que hice fue la caja para contener los recuerdos de este día tan especial. Me dieron total libertad para decorarla con la única premisa de que tuviera un aire vintage. Una vez decididas las medidas de la caja la lijo y la pinto con pintura de tiza en color blanco antiguo, decapo ligeramente las esquinas y protejo con barniz acrílico mate. 

Le realizo un transfer en las esquinas y en la parte central con motivos de arabescos. Los dos tondos centrales les aplico un estarcido con sus iniciales y en la parte central de la caja pinto unas líneas de diferentes grosores con pintura acrílica en tono gris pluma que continúan hacia la base. Lo lijo todo suavemente para dar un aspecto más desgastado y remato con un decoupage de servilleta con unos niños, motivo que me ha parecido encantador y muy apropiado ya que ella es pediatra.
 
 
El interior lo he forrado con una combinación de dos papeles de scrap alusivos a la celebración combinados a la inversa en el fondo y en la tapa de la caja para que haya una continuidad estética.
El mesero y el cartel están realizados con paneles de madera de 1 cm de grosor. Lo primero cortar a las medidas deseadas y lijar.
El cartel lo he rayado para fingir  tres tablones unidos y lo he teñido con un tinte hidroalcohólico en color roble al igual que las letras de madera que forman la palabra NOVIOS que es el texto que me pidieron para el mesero principal. Van montadas sobre la tablilla forrada con uno de los papeles de scrap a juego con los que he empleado en el interior de la caja. Dos manos de barniz acrílico mate protegen todo el conjunto.
 
En el cartel he escrito un texto de bienvenida y la fecha de la boda combinando diferentes grafias con una banderola y una pequeña guirnalda rematada por un corazón. Todo ello en blanco puro para que se destaque del color roble de fondo.
 
 
Aquí tenéis todo el conjunto en mi taller fotografiado antes de embalarlo rumbo a su destino en Córdoba.
Piedad generosamente me ha enviado estas fotos para que viera como quedó todo y me ha permitido compartirlas con vosotros:
 
 Me llevo estos trabajos a mi cita creativa favorita de cada fin de semana: el Finde Frugal 146 de Marcela Cavaglieri. Pásate por allí para disfrutar del talento a raudales que se comparte cada viernes. ;)

 Si te gusta lo que ves  y si quieres más información contacta conmigo en alromasar@gmail.com.
Muchas gracias por dedicar unos minutos de tu tiempo a pasar por mi blog y dejarme un comentario.

sábado, 1 de octubre de 2016

Pequeños grandes encargos

Hoy os traigo unas de esas entradas popurrí en la que me apetece enseñaros pequeños encargos que he realizado últimamente,  pero que no han tenido su propia entrada en el blog. Es una entrada larga pero con trabajos sencillos que se explican por sí solos, así que  pondré más fotos que texto. ;)

Encarnita me encargó dos cajas de infusiones para  dos amigas. Para Mari Pepa eligió el modelo de nueve compartimentos decorada con  hortensias sobre fondo blanco roto. Esta flor siempre resulta delicada y femenina. Toda ella está pintada con acrílicos.
La destinada a Chirri es de seis compartimentos y la quería con alguna flor muy sevillana así que le pinte unas buganvillas que se desarrollan sólo en el frente y en un lateral de la caja. Su color fucsia se destaca sobre el fondo blanco antiguo. La base está pintada con pintura de tiza y decorada con motivos pintados a mano alzada en colores acrílicos. Como terminación lleva,  al igual que todas mis cajas, dos manos de barniz acrílico mate.
 
Esta caja infusiones para Dory es de las más pequeñas que trabajo, con cuatro compartimentos. Está pintada con acrílicos: base de color malva empolvado y decorada con lirios pintados a mano alzada en tres de los cuatro fresntes de la caja.
 
La caja de  infusiones para Olga también es de  cuatro compartimentos y está pintada con acrílicos: base de color lino y decorada con amapolas pinatadas a mano alzada en tres de los cuatro frentes de la caja.
 
Marta y Ángeles me encargaron una caja de infusiones de nueve compartimentos, que fuera «muy alegre" , para  regalar a Reyes, una compañera de trabajo. La decoré con cuatro macetas con arbolitos y lazos en el frente delantero y cuatro macizos de las mismas florecillas en las esquinas, sobre un fondo de color blanco antiguo. El resultado es una caja hiperfemenina que igual sirve para guardar infusiones que para joyero.
 
Unos días más tarde, Ángeles me pidió otra caja blanca con hortensias en tonos azules para regalar a una amiga. Para vincular interior y exterior pinté el interior de la caja con un suave color azul mediterráneo a tono con las hortensias de fuera que están pintadas con pinturas acrílicas. La terminación con barniz mate protege la caja pero evita brillos.
El mismo modelo pero en tono rosas eligieron para Cristina. ¡Ay que ver lo que disfruto pintando estas cajas de hortensias! Son superdelicadas y femeninas y sé que alguna clienta las ha utilizado también como joyero.
Iria contactó conmigo desde Pontevedra pues le habían gustado mucho los expositores de pulseras que había realizado para  Libby y para Gianin. Quería uno en ese estilo natural, con rama y base de madera, pero en un tono más ocuro y  procurando que la rama fuera lisa y algo más larga. Elegí una rama de manzano de  42 cm  de largo que monté sobre una base de madera de pino de 8 cm x 8 cm x 2 cm en la que transferí la imagen de un colibrí.
Elegí esta imagen que recuerda a los grabados de los tratados de fauna antiguos. Me costó bastante transferirla pues como veis tiene muchos pequeños detalles en el plumaje, pero finalmente le pillé gusto y la transferí hasta tres veces en diferentes tamaños como si fueran tres colibríes que vuelan en torno a la base.
Este pongotodo para Tatiana está realizado en madera de chopo de 1,5 cm de espesor. Fue un regalo de fin de curso para esta seño que es de Las Palmas de Gran Canaria. Por eso elegí para decorarla un ave del paraíso, flor característica de esas tierras. Esta pintada en color blanco puro con pintura acrilica y decorada con flores pintadas al óleo a mano alzada. La terminación consistió en dos manos de barniz acrílico mate.
Viene muy bien para tener a mano los poss-it, clips, lápices, tijeras y demás el material de escritorio.  El cajoncito está forrado con papel de scrap con motivo de estampado chevrón en tonos amarillos:
 Las aves del paraiso se desarrollan en los dos laterales, aportando color al conjunto:
 
Vanesa me encargó para su hija Silvia esta puerta para el Ratón Perez. La he pintado en blanco y rosa chicle y la he decorado con un pomo que es la mitad del mecanismo de cierre de una caja y una plaquita de madera con la leyenda "Sr. Pérez" a modo de buzón. Lleva cinta de doble cara en la trasera para poder pegarla a la pared sobre el plinto y como veis la puerta se abre:

Una vez instalada tuvieron la amabilidad de mandarme estas fotos para que viera como le han puesto al fondo una imagen que simula una gruta, un cojín para que no se haga daño al bajar y un carrito con comida para el ratoncito. ¡Pura magia!

María me encargó un puerta de Ratón Pérez similar para su hija Lucía. Como veis la he pintado con los mismos colores pero para que sea algo diferente le he puesto un aldabón a juego con el pomo de la puerta y le he realizado un pequeño buzón en madera  pintada de blanco. Me gusta que los trabajos sean únicos.
Alba me pidió este lapicero para Laura.  Lo he pintado en color rosa empolvado y está decorado con un decoupague de papel de arroz con motivos de mariposas. Una inscripción con su nombre completa  y personaliza todo el conjunto.
 
 
María José me encargó esta camiseta para despedir a Lucía, intima amiga de su hija, que se marchaba a vivir a Granada. Es de color azul, de manga corta y talla 8. Me pidió que pintase unas muñequitas que recordasen a las niñas practicando sus aficiones favoritas: bailar flamenco y patinar. Sujetan una pancarta en la que escribí " friends forever" como podéis ver en la imagen con mas detalle. Por lo que sé a Lucia le encantó y le emocionó a partes iguales.
Mariché me pidió un delantal muy folcklórico para llevar como detalle a una escocesa muy cocinillas y amante de la cultura española. Ella me ha comprado también el cuadro de la Giralda que pudisteis ver aqui y que ahora se encuentra tambien en Escocia. ;)
 
Para Soraya he decorado este clipboard empleando un papel de scrap estampado en tonos rosa y azul sobre fondo blanco. Le he añadido su inicial en madera forrada con un papel de scrap estampado a tono.
Para Ana he realizado esta estantería reciclando una caja de gambas. Ana adora los osos panda así que tras pintarla en un suave verde mint le he realizado un decoupage con una imagen bajada de Internet y un papel de scrap con estampado chevrón en blanco y negro. Le he añadido una pequeña balda con un trozo de panel para poder usarla como estante, pues ella adora el universo anime y tiene muchas figuritas pequeñas que lucir en ella.
 
 
 
 
El santo de Reyes siempre nos pilla en la playa y este año le hemos regalado un atrapasueños casero realizado con conchas que recogimos en la orilla. Lo primero que he hecho ha sido darle forma circular a un alambre dulce muy maleable y forrarlo con un cordón de esparto muy rústico.
 
Después he tejido el atrapasueños pasando la cuerda de esparto de un lugar a otro alrededor del alambre y le he ido cosiendo unas conchas de forma más o menos ordenada. En tres tiras he atado más conchas para que suenen cuando lo mueva el viento:
 
Finalmente le añadí una pluma rosa en la parte central y listo para la sesión de fotos en la verja y el jardin de nuestra casa de la playa. (Bueno lo que el viento de levante permitió, que vaya verano hemos tenido por tierras gaditanas):
 
 
Si te gusta lo que ves  y si quieres más información contacta conmigo en alromasar@gmail.com.
Muchas gracias por dedicar unos minutos de tu tiempo a pasar por mi blog y dejarme un comentario.
¡Sobre todo hoy con esta entrada tan larga! ;)