RECICLAJE Y RESTAURACION DE MUEBLES, PINTURA DECORATIVA EN MADERA, DETALLES ORIGINALES Y MUCHO MÁS.

martes, 16 de junio de 2015

Cuadro "To the beach"

Como en cada cambio de estación Inmaculada nos invita desde su blog Perfileando a participar en el Reto las Cuatro Estaciones.
 
Para esta ocasión he preparado un pequeño cartelito de  aspecto "surfer"  con los colores que para mi simbolizan el verano: el blanco y el turquesa, la luz y el mar.
Lo primero que he hecho es elegir un resto de madera con las siguientes medidas 21,5 cm x 13 cm x 2 cm y un trozo de panel de caja de fruta en el que he dibujado una flecha.
La flecha cortada con la segueta debe quedar un poco más pequeña que la base:
A continuación le doy una primera mano de pintura acrílica en color gris oscuro y pasada de vela a la base y una mano de pintura acrílica en color negro y pasada de vela a la flecha:
Le aplico una mano de pintura acrílica en color turquesa a la base y una mano de pintura acrílica en color blanco a la flecha:
Tras una lijada suave la cera de la vela hace que la pintura se desprenda sin problemas y quede un suave efecto decapado. Pego la flecha a la base con cola de carpintero y queda así:
Imprimo el texto que voy a escibir sobre el cartel empleando diferentes grafías y lo llevo a la madera empleando papel de calco.
Y ahora a pinto las letras con un pincel muy fino (5/0) y un pulso menos firme que el que me gustaria tener. 
 
Para que contraste he pintado las letras sobre el fondo turquesa en color blanco y sobre la flecha en color turquesa.
El resultado es este cartelito que he colocado junto a parte de mi coleccion de tesoros regalados por el mar y que son una invitacion al recuerdo de las playas en las que he estado.
Aquí os dejo una imagen del hermoso perfil que ha creado Inmaculada con mi aportación al reto. Es un auténtico regalo que nos hace en cada cambio de estación:
Me uno también con este trabajo a mis dos propuestas favoritas del fin de semana: el Inventando el Finde de Olga y el Finde Frugal 83 de Marcela.
Con esta entrada os deseo a tod@s un ¡Feliz verano!.
 Si te gusta lo que ves y quieres más información contacta conmigo en alromasar@gmail.com.
Muchas gracias por dedicar unos minutos de tu tiempo a pasar por mi blog.

lunes, 15 de junio de 2015

Macetero de trencadís

Llega el tercer lunes del mes y con él la invitación virtual de Anna Llansa para su Aprendiendo de todo un poco. En el mes de mayo empatamos Anna y yo en el primer puesto de mejor tutorial de Puntillismo y como ella había ganado ya en otra ocasión me cedió generosamente el premio y la posibilidad de elegir tutorial.  Elegí el MOSAICO y me decidí por esta propuesta pues así podía unir la tradición mosaística andaluza con el trencadís catalán. Además se trata de aprender algo nuevo y he disfrutado bastante con mi experimento.

El trabajo que os presento es este macetero de trencandís: este término significa en catalán "troceado" o "picadillo" y es un tipo de mosaico realizado con fragmentos cerámicos unidos aleatoriamente para formar dibujos o crear bandas de color y es característico de la decoración de la arquitectura modernista catalana, teniendo en Antoni Gaudí su máximo exponente.
La verdad es que nunca había hecho nada parecido pues lo más que me había acercado al mosaico era con trabajos de este tipo: un sujetapuertas realizado con pequeñas piedrecitas recogidas en la playa:
Para este trabajo se necesita:
- Un macetero plástico de formas lo más cuadrada posible.
- Azulejos cerámicos. Todos estos proceden de derribo y los encontré en cubas de escombros.
- Adhesivo de montaje.
- Pasta tapajuntas para cerámica.
- Martillo, periódicos.
- Selladora y chalk paint para el interior.

Lo primero que he hecho es elegir el motivo. Me he decidido por un motivo abstracto combinando dos colores pues al ser la primera vez que hacia este tipo de trabajos he pensado que me costaría menos que un motivo figurativo. Después a elegir y romper los azulejos. Como no tengo cortador cerámico he empleado el poco ortodoxo método del "mamporro": se mete el azulejo entre dos periódicos y se le da un buen golpe con el martillo.
Las piezas se rompen aleatoriamente y luego solo hay que ir pegándolas encajándolas sobre el macetero.
Para pegarlas he empleado un adhesivo de montaje multisuperficie que presenta muy buen agarre y es de secado lento pues no alcanza su máxima capacidad hasta las 24 horas de secado. Así podía mover las piezas o rectificar si era necesario.
Una vez secas las piezas, apliqué una mano de selladora todoterreno en el interior para poder pintarlo posteriormente y eliminar ese llamativo color verde lima que no casaba con los colores de lo azulejos empleados: celeste para la parte superior y amarillo pálido para la parte inferior.
A continuación  apliqué la pasta tapajuntas por todos los recovecos y la empleé también para rematar las esquinas y bordes.
Una vez seca se retira el sobrante con agua y se lijan bordes y esquinas.
 El interior se remata con una mano de pintura de tiza o chalk paint en color blanco.
Y listo para lucir en un rincón de la cocina con un cactus "en desarrollo". Me gusta su aspecto rústico e imperfecto.
No os perdáis los demás trabajos de esta linky party y no os olvideis de votar por vuestro favorito:
Si te gusta lo que ves y quieres más información contacta conmigo en alromasar@gmail.com.
Muchas gracias por dedicar unos minutos de tu tiempo a pasar por mi blog.

viernes, 5 de junio de 2015

Cajoncito para pinceles

Mañana es mi cumpleaños así que, aparte de las sorpresitas que espero que haya, he decidido hacerme un regalo a mi misma ;)).
Necesitaba un soporte para tener a mano los pinceles y brochas que uso a diario en mis trabajos del taller. Los que empleo para pintar al óleo y acuarelas están guardados en mi caja de pinturas pero los de uso diario estaban repartidos entre varias latas de pinturas vacía. Justo cuando necesitaba uno en concreto no lo encontraba, así que me he fabricado este cajoncito de madera a medida de mis necesidades.
 
Para hacerlo he empleado unos restos de tablones de madera de pino macizo de 1 cm de espesor que me habían sobrado de otros trabajos.
He medido, he cortado y lo he encolado con cola de carpintero: es fuerte y seca rápido.
La base la he armado empleando una tapadera de una caja de vino reciclada, encolandola y clavándola con clavos de carpintero:
El interior lo he compartimentado de forma que los pinceles y brochas se mantengan derechos en su sitio una vez colocados:
Antes de decorarlo lo lijo para evitar el repelo de la madera y eliminar posibles restos de cola. Sus medidas son 23 cm de ancho x 14 cm de alto x 15 cm de fondo.
Para decorarlo me decidido por un decapado en blanco sobre fondos turquesa y gris oscuro. Para ello primero aplico una mano de acrílico gris y lijo, pasada de vela, una mano de acrílico turquesa y lijo, pasada de vela y una mano de chalk paint en color blanco. Y a lijar para que vayan saliendo los colores del fondo.
A continuación realizo un transfer que he impreso con imagen invertida. He elegido este motivo pues ya sabeis lo inspiradoras que me resultan las libélulas: son mi insecto fetiche.
Recorto el motivo y lo pego sobre una fina capa de medium Studio y dejo secar una media hora.
A continuación voy frotando con un algodón empapado en agua y con el dedo voy retirando el papel húmedo con movimientos circulares muy suaves.
Poco a poco el dibujo va apareciendo ante mis ojos. ¡Como me gusta hacer transfer!.
Una vez retirado todo el papel lijo el transfer para desgastarlo un poco y para que se integre mejor sobre el fondo decapado.
La terminación ha consistido en dos capas de barniz acrilico satinado. Parece mentira como este pequeño mueble auxiliar me resulta tan útil y a la vez me parece de lo más decorativo. Estoy deseando montar el nuevo estudio de casa para que luzca mejor. ;))
 
 
Con esta entrada me uno al Inventando el Finde de Olga y al Finde Frugal 81 de Marcela Cavaglieri.
No os perdais las maravillosas propuestas con las que nos obsequian cada semana estos grupos de artistas.
Si te gusta lo que ves y quieres más información contacta conmigo en alromasar@gmail.com.
Muchas gracias por dedicar unos minutos de tu tiempo a pasar por mi blog.

lunes, 1 de junio de 2015

Resúmen de trabajos abril-mayo 2015

En esta entrada os ofrezco el resúmen de los encargos que he realizado desde el pasado mes de abril y hasta finales de mayo y  que no había tenido oportunidad de enseñaros antes. No incluyo en este resúmen aquellos trabajos que ya habéis podido ver con detalle en diferentes entradas del blog a lo largo de esos meses.
María José, una buena amiga y clienta me encargó que transformara este cubertero en un joyero para regalar a una vieja amiga de Canarias que venía a visitarla. Su aspecto original era este: madera en buen estado con una aguada en color blanco.
Intervine sobre él dando una capa de chalky en color blanco eterno muy aguado para que no se perdiera el efecto original pero para potenciar un poco más su color. La decoración de los laterales consistió en unos estarcidos en color gris oscuro por todo el perímetro y la inicial de Rosi en la parte delantera.
Sobre el cristal realicé un decoupage con un motivo vintage y lo rematé con una puntilla de encaje. Un par de manos de barniz acrílico lo dejaron listo para viajar hacia Las Palmas de Gran Canaria.
A petición de una clienta y para regalar a la profesora de patinaje de su hija realicé una nueva versión de una caja que creé en diciembre: mismo color y mismo motivo: turquesa intenso combinado con un decoupage con motivos de moda de la Belle Epoque.
La madre de mi amiga Mariché me encargó una pequeña restauración de estos dos angelitos de escayola. Presentaban algunos golpes con pérdida de masa escultórica y descascarillado de policromía en algunas zonas. Mi intervención ha consistido en la reconstrucción de las zonas perdidas y en igualar la policromía. Este era su aspecto inicial:
Aquí estoy reconstruyéndole el pie izquierdo a uno de ellos con el bisturí:
Detalle de los deditos del pie ya reconstruidos:
Con lija extrafina acabé de integrar esas partes perdidas y con papel japón fijé las policromías perdidas:
Y una vez seca la reconstrucción igualé la policromía con colores al óleo:
Este es su nuevo aspecto después de darle una pátina con betún de judea para igualar los tonos de la policromía.
Mi hermana pequeña me ha encargado este portacollares para regalar a la profesora de una de sus hijas. Lo he hecho a modo de pequeña repisita a fin de que pueda utilizar también la parte superior como estante. Está realizado en madera de pino de 1 cm de grosor y decorado en blanco muy decapado. Unas florecillas de decoupage entre los pomos y las iniciales de la profesora estarcidas en gris oscuro muy lijadas rompen la monotonía y personalizan el conjunto.
Charo regaló a su nieta Paula este corkboard para su habitación. Lleva el marco y unos estarcidos de mariposas en los laterales realizados con chalky en color rosa promise aunque en la foto parecen blancos. Una mariposa de goma eva con la inicial de la niña y una guirnalda de pompones alegran el conjunto al mismo tiempo que deja toda la parte central libre para que pueda darle uso.

Para el tercer hijo de Susi, Alberto, he realizado esta tablilla con nombre para su habitación. Sobre una base de acrílico blanco he dibujado un pirata y he escrito el nombre del pequeño todo ello realizado a mano alzada. Quedan muy divertidas y personales y a ella le ha encantado.
Vanessa me encargó un cartel para la casa de una perrita llamada Luna. Está decorado de forma muy sencilla en color blanco puro con letras en negro desgastadas y barnizado con barniz apto para aguantar las inclemencias del exterior. Sus medidas son 17 cm x 7,5 cm x 1 cm y lleva dos pequeños orificios realizados con el punzón para pasar una cuerda de cáñamo que permite colgarla en la puerta de la casa.
Para Alba decoré esta camiseta de la talla 7-8, de tirantas y en color fucsia. Las mariposas ya venían serigrafiadas y yo sólo la personalicé poniéndole su nombre en blanco.
Si te gusta lo que ves y quieres más información contacta conmigo en alromasar@gmail.com.
Muchas gracias por dedicar unos minutos de tu tiempo a pasar por mi blog.