RECICLAJE Y RESTAURACION DE MUEBLES, PINTURA DECORATIVA EN MADERA, DETALLES ORIGINALES Y MUCHO MÁS.

viernes, 29 de noviembre de 2013

Trabajos mes de noviembre 2013

Estos son los trabajos que he realizado en este mes de noviembre, un mes bastante intenso pues ya he empezado las clases de pintura al óleo, estoy preparando mi participación en un mercadillo de artesanía y he estado decorando la oficina que describo en la entrada anterior, por lo que he tenido que trabajar a destajo para cumplir con los encargos, algo que sin embargo he hecho con muchísimo gusto pues es con el trabajo que más disfruto.
Esta caja de infusiones fue un encargo de Marta, la hermana de una de mis mejores amigas. Sus directrices fueron muy claras: color blanco y flores de muchos colores en los tres lados de la caja, así que he creado este modelo en exclusiva para ella. Unas guirnaldas de pequeñas florecillas van recorriendo los laterales y se recogen en los extremos con unos bouquet redondos con lazadas de color rosa. Me he inspirado en el estilo shabby chic que está tan de moda últimamente y que ofrece elementos vintage pero utilizando tonos pastel. 



Para esta caja de infusiones alargada me decidí por un color blanco puro y luminoso. Lleva como elemento decorativo unas amapolas pintadas al óleo, que es un motivo que me piden muchísimo. La verdad es que es una flor que se presta a ser pintada, con esos colores rojos, naranjas y verdes tan intensos que se destacan muchísimo sobre el fondo tan claro.


Esta caja-joyero está pintada en un tono turquesa intenso tanto en el interior como en el exterior. Es un color muy vivo que me encanta. El interior está compartimentado en diferentes espacios para alojar collares, pulseras, anillos y pendientes y el sobre de la tapa es de cristal, lo que permite ver el contenido y localizar la bisutería más fácilmente. Unas margaritas decoran el exterior y se destacan sobre el color turquesa de fondo.



Este encargo es un regalo de aniversario para el chico de una pareja encantadora. Ella, a la que adoro, me encargó esta escribanía para él, por lo que a la responsabilidad de siempre de ejecutar un buen trabajo, se añadió la del cariño que le profeso. Tenía que ser un elemento clásico y atemporal para que no desentonara con el mobiliario de su casa pero al mismo tiempo quería hacer algo actual y creo que el resultado ha  encajado muy bien con su estilo. Sobre la madera bien lijada he aplicado un tinte en tono roble sellado con tapaporos. La decoración ha consistido en una cenefa de taracea cortada a mano con el bisturí  formando un mosaico, que va fajando la escribanía en la parte inferior de los tres frentes. He utilizado chapas de nogal americano, amaranto, cedro, sapelly, roble, fresno e iroco combinadas aleatoriamente. La he completado con las iniciales de él: M.M, en la parte inferior izquierda. Están grabadas con el bisturí y rellenas de cera negra para destacarlas. El acabado consiste en varias manos de goma laca que le dan ese tono meloso tan cálido y que es característico de este tipo de terminaciones.
 
 
Este porta-collares fue un encargo de Pilar a la que le encanta el color morado, que es el color elegido para la decoración en diferentes tonalidades. La base está pintada al acrílico en un tono morado muy oscuro, casi color cardenal, sobre el que se desarrolla una capa de color malva solo en la parte central. Después le he realizado un sutil decapado en los salientes de las molduras.  Lo he decorado con un decoupage en la parte central con una servilleta con motivos de mariposas y un texto a tono y otras mariposas que recorren el espacio entre los colgadores. Lleva cuatro colgadores cromados que pinté en tono plateado mate pues se correspondía mejor con el estilo de este diseño.
He participado por primera vez en un Finde Frugal de Marcela para Colorín Colorado (www.colorincoloradoblog.blogspotcom) con la transformación de esta caja de frutas en un stand para exponer o contener mis trabajos:
Inma y Javier, los titos de Inés, confiaron en mí para encargarme esta canastilla con motivo de su nacimiento. Está compuesta por una mantita, tres baberos, una tablilla, un marco y un detalle para la mamá presentado todo en un cesto. Aquí se pueden ver los detalles por separado y ya montados en la canastilla. La mantita es polar, de color blanco, muy suave y absolutamente confortable. El marco plateado es para poner su primera foto.
Los baberos llevan  su nombre bordado a punto de cruz y son de diferentes tamaños para adaptarse a las necesidades que vayan surgiendo a medida que crezca.
La tablilla está pintada a mano con su nombre y un hada para decorar su habitación. Está rematada con una cinta de color  rosa fucsia en los cantos.
Y para la mamá he realizado una caja-joyero pintada en color turquesa claro, decorada con un decoupage con motivos de rosas en el exterior y corazones en el interior. Alberga dos pastillas de jabones naturales, forradas con tela de lino y puntillas de encaje, sujetas con unos corazones de escayola pintados a tono, que he realizado con un molde de silicona.
El cesto está forrado con una tela beige, rematada por un lazo marrón con lunares y una puntilla de encaje con un pasacintas rosa. Tiene un tamaño muy recogido por lo que su madre lo podrá utilizar para tener a mano los útiles de aseo diario de la pequeña. Dos lazos rosas en los laterales rematan el conjunto.
 Y esta es la cesta ya montada con una tarjeta realizada en scrap especialmente para ella:
Para esta tablilla con el nombre de ALROMASAR que tengo presidiendo el taller busqué inspiración en los blogs que sigo habitualmente y la encontré en Marcela de Colorín Colorado y el zócalo de obra de uno de sus "Finde frugal" y en las siempre encantadoras chicas de Decosur66, María y María Inés, con sus lindas maderas decorativas y sus carteles estilo vintage. El zócalo lo recogí de una cubeta de escombros de una obra con sus pegotes de yeso y sus desconchones. Lo limpié, lo corté para igualarlo por ambos lados, lo lijé y lo repinté con dos manos de pintura acrílica blanca muy diluida lijando entre mano y mano. Desgasté los bordes, estarcí, pinté por aquí y por allá el logo, envejecí y me hice este cartelito que  una vez terminado mide 30 cm.  Aquí se puede ver el antes y después de todo el proceso:
 
Esta sudadera de color rojo vivo está decorada con una silueta de Mickey Mouse recortada en una tela de estampado liberty entonada con el color del fondo. La silueta va pegada con fixina que es una entretela termo-adhesiva y rematada con punto festón.
Esta otra camiseta fue un encargo de mi amiga Yolanda para su hermosa hija Inés, de cinco años. Es de color rosa fucsia y está decorada con unos pajarillos que sujetan un cordel del que cuelgan cuatro corazones donde aparece su nombre. Me pareció un motivo muy dulce para una niña de su edad.
 
Por cierto que Yolanda ha inaugurado este mes una tienda de perfumería y cosmética natural con auténticas maravillas: perfumes, jabones naturales, maquillaje y todo lo que necesitamos las chicas para estar más guapas. También se pueden encontrar allí algunos trabajos míos. Se encuentra ubicada en la calle Sinaí  nº 27 de Sevilla. Este es su logotipo:
También tengo cajas expuestas y disponibles para la venta en Dulzia, la  tienda de chuches, licencias y regalos de  Emilio y Lola en la Avenida Universidad de Salamanca nº 8 de Bormujos (Sevilla). Estos son sus datos:
He hecho unas etiquetas para decorar los envoltorios y añadir a las cajas que me encargan para que puedan poner las dedicatorias:
Y este mes también he concluido la decoración de un módulo de oficina que describo con detalle en la entrada anterior. Este es un detalle de la zona de juntas con el cuadro al óleo que le pinté.
 
Además Quédate en mi nube (www.quedateenminube.blogspot.com) me concedió el pasado día 11 de noviembre el premio The Versatile Blogger Award.  Tiene un blog maravilloso lleno de buenísimas ideas e inspiraciones en el que es imposible aburrirse pues lo mismo habla de estilo y moda, que recomienda un libro, que se pone con el scrap o te tunea un mueble. Se lo agradezco profundamente, pues aunque los premios me abruman mucho,  la verdad es que siempre me hacen ilusión pues significa que  el trabajo que hago gusta y esto me motivan a seguir adelante. Quiero nominar a todos los blogs que sigo porque todos se lo merecen y no puedo elegir a unos sí y otros no. Este trabajo se nutre de las visitas, de las opiniones y del cariño vertido en los comentarios así que gracias, gracias y gracias por estar ahí.
Realmente ha sido un mes de noviembre genial preludio de un mes de diciembre lleno de proyectos.
Si te gusta lo que ves y quieres más información contacta conmigo en alromasar@gmail.com.

lunes, 25 de noviembre de 2013

Decoración de módulo de oficina

Desde el mes de octubre he estado trabajando mano a mano con un cliente para decorar este módulo de oficina.
Se trata de un espacio de reducidas dimensiones de poco más de 30 m2 que nos encontramos pintado totalmente en blanco con carpintería metálica en color verde. 
 
El cliente tenía muy claro lo que deseaba. Quería mantener el espacio sin compartimentar, buscando un ambiente diáfano y contemporáneo, que desprendiera creatividad siguiendo una estética depurada y zen y este ha sido el resultado.
El puesto de dirección está compuesto por una mesa de trabajo rectangular con patas de acero y sobre de cristal opaco combinada con sillón de líneas ergonómicas en cuero negro. Los acabados metalizados y el cristal potencian la luz natural además de dar un toque muy actual a la estancia.
Se ha buscado un espacio informal para reuniones, se ha podido colocar un cómodo puesto de trabajo  y se ha dejado abierta la posibilidad de crear un segundo puesto de trabajo auxiliar más adelante, además de albergar dos módulos de almacenaje pero sin recargar el espacio. La luz abundante que penetra por los amplios ventanales, la madera clara de los muebles y los detalles de  cristal y acero hacen que se respire una atmósfera relajada que invita a la concentración.
 
La zona destinada a juntas se destacó de la zona de trabajo al pintar el muro en un tono gris antracita o gris humo intenso, que no merma luminosidad, pero que separa visualmente ambos espacios. Además al ser un tono más oscuro que el resto de los muros hace que la sensación de espacio sea mayor. Se ha combinado una mesa ovalada, que favorece el diálogo, con sillas de cuero y acero muy livianas, que ocasionalmente también se pueden utilizar  como confidentes ante la mesa de dirección.
Detalles como el lienzo que he realizado al óleo con motivos de piedras en equilibrio, las cañas de bambú y la pirámide de metales rematan el ambiente zen de todo el conjunto.
 
 Si te gusta lo que ves y quieres más información contacta conmigo en alromasar@gmail.com.

viernes, 15 de noviembre de 2013

Reciclaje de caja de frutas

Como cada viernes Marcela, de Colorín Colorado (www.colorincoloradoblog.blogspot.com.es), nos invita a participar en su Finde Frugal. La filosofía de estos encuentros es intentar hacer mucho con muy poco y gracias a ella nos unimos blogs de ambos lados del Atlántico para compartir este momento. Es algo impagable, querida Marcela.
   
Hasta este momento (este es el décimo Finde) era mera espectadora de esta iniciativa porque nunca encontraba un trabajo adecuado para poder participar, no por falta de ganas. Pero esta semana he realizado el reciclaje de una caja de frutas y me ha parecido oportuno mostrar el proceso de transformación.
Este es el aspecto de la caja de cerezas tal y como me la trajo mi amiga María José:
Lo primero que hice fue pintarla de blanco. Quería evitar el peligro de las puntillas, así que forré el interior con un retal de tela estampada con flores muy menudas estilo liberty.
Y a partir de aquí todo fue surgiendo de forma totalmente espontánea, pues buscando la tela anterior encontré este otro retal de lunares, con el que hice una especie de faja por todo el exterior de la caja.
 
Y al pegarla recordé que tengo un  color acrílico turquesa maravilloso que combina genial con la tela de lunares, así que lo usé para pintar los salientes de la caja y los bordes.
Quería ocultar la unión de la madera y la tela así que busqué una puntilla de encaje ligera y la pegué para ocultar esa fina línea. Al exterior le faltaba un toque de rojo y tenía un pasamanería que me venía como anillo al dedo.
Así conseguir coordinar el interior y el exterior pero sin repetir estampado: colores blanco, rojo y con florecillas.
¿Y ahora para que la uso? .....La tapadera de una caja de plástico pintada de turquesa, una cartulina satinada convenientemente recortada, una palabra hermosa....... y ya tengo un expositor para el mercado de artesanía.
 
¡¡Y todo lo que usado lo tenía en casa!!. Solo hay que buscar entre los trastos y como decía el genial Picasso esperar a que "la inspiración te pille trabajando".
Si te gusta lo que ves y quieres más información contacta conmigo en alromasar@gmail.com